balance, power, dance-3134828.jpg

La expresión del espíritu aumenta en proporción al desarrollo del cuerpo y mente a los que está vinculado. El Yoga prescribe, por lo tanto, métodos para desarrollar el cuerpo físico y la mente. El cuerpo altamente desarrollado y entrenado tiene que ser, ante todo, sano y fuerte. El fin de todas las enseñanzas yóguicas es concentrar la mente, descubrir sus facetas ocultas y despertar las facultades espirituales internas.

LIMPIEZA YÓGUICA DEL CUERPO FÍSICO

A medida que profundizamos en el Yoga, éste nos enseña que la mente es solamente la parte más sutil del cuerpo y ambos obran recíprocamente, cada una de acuerdo con la otra.

Cuando uno está enfadado, las emociones de lamente afectan al cuerpo, y hace que los ojos se pongan rojos, se aprieten los puños y la cara componga un aspecto de fiereza; sin embargo, en la mayoría de la humanidad, la mente está muy poco desarrollada y actúa enteramente bajo el control del cuerpo. Incluso un análisis superficial revela que, en efecto, tenemos muy poca autoridad sobre la mente, porque el cuerpo ejerce sobre ella un poderoso control.

Aprende a controlar tu cuerpo y a entrenar tu mente

Aprendiendo a controlar el cuerpo podemos fácilmente entrenar la mente. Los siguientes hechos prueban la interdependencia del cuerpo y mente y sus mutuas reacciones.

yoga, woman, fitness-6723312.jpg
Controla tu cuerpo y entrena tu mente

Tratando el cuerpo con la moderna terapia del choque se remedian los síntomas mentales. Esto fue descubierto accidentalmente por un psiquiatra que notó en ciertos pacientes una desaparición de los síntomas mentales cuando habían padecido fiebres tifoideas. La causa de esta cura se reveló diez años más tarde, durante experimentos en los que los pacientes fueron inoculados con varios organismos productores de la fiebre.

Durante estos experimentos se obtuvieron resultados espectaculares al inocular con malaria a pacientes que sufrían trastornos mentales producidos por la sífilis. De estos y otros experimentos surgió la terapia del choque.

La desaparición de síntomas de enfermedad mental fue notada también cuando se inoculó a pacientes con varias sustancias tales como leche y sangre ajena, que estimularon una fuerte reacción en parte del cuerpo. Esto, a su vez, ayudó a aliviar la tensión mental, mostrando claramente que el cuerpo y la mente están conectados entre sí.

La limpieza yóguica va un poco más lejos y limpia algunas importantes partes del cuerpo que son generalmente descuidadas.

– SWAMI VISHNUDEVANANDA. –

Cuerpo y mente están conectados

Para controlar la mente y el cuerpo tenemos que contar primeramente con la ayuda de ciertos ejercicios físicos. Cuando el cuerpo está suficientemente controlado podemos comenzar con el entrenamiento de la mente. Este entrenamiento aumenta el poder de concentración y permite manipular las fuerzas internas y encontrar la unidad básica de la cual está compuesto el mundo entero.

El fin y aspiración de la ciencia de descubrir esta unidad con la cual ha sido construido y sigue construyéndose todo este variado universo, la inteligencia única de manifestación múltiple.

Las asanas de yoga fortalecen, desintoxican y ponen en EQUILIBRIO NUESTRO organismo.

Estas posturas estimulan órganoS internoS hígado, páncreas, bazo y riñones

Parte de la disciplina yóguica son ejercicios físicos, aunque la mayor parte son mentales. En Yoga, el control del cuerpo comienza con procesos de limpieza, llamados Kriyas, el primer paso para eliminar las sustancias venenosas acumuladas en el sistema.

El cuerpo expulsa constantemente materiales de desecho a través de su mecanismo. Los riñones eliminan el ácido úrico y otros productos que arrastra la sangre. Las glándulas sudoríparas envían residuos fuera por medio de la transpiración, la cual contiene venenos. Reducimos impurezas del cuerpo a través de varias aberturas y por medio de la transpiración, orina, excreción y respiración. Si no fuera por el sistema excretorio, el cuerpo estaría cargado de venenos portadores de enfermedades.

La limpieza yóguica elimina impurezas que nuestro organismo no puede expulsar

El Yoga concede gran atención a la eliminación de impurezas que nuestros organismos no son capaces de expulsar. En algunos casos la limpieza yóguica incluso auxilia a la naturaleza de su labor. Diariamente lavamos nuestra piel, lo que mantiene los poros abiertos y limpios. Todo el mundo cepilla sus dientes. Pero la limpieza yóguica va un poco más lejos y limpia algunas importantes partes del cuerpo que son generalmente descuidadas. Estos procesos de limpieza son científicos e higiénicos y evitan las dolencias causadas por una indebida atención a estas partes del cuerpo.

Existen seis Kriyas para limpiar el sistema respiratorio, esófago, estómago, ojos y el bajo colon. Estos ejercicios están especialmente prescritos para aquellos que son débiles y flemáticos. Los nombres de estos seis Kriyas son: Dhauti, Basti, Neti, Tratak, Nauti y Kapalabhati, o limpieza de estómago, colon, fosas nasales, órganos abdominales, ejercicios con la mirada para los ojos y limpieza de los órganos respiratorios.

Dhauti se divide en cuatro:1) Antar-Dhauti, lavado interno;2) Danta-Dhauti, lavado de los dientes; 3) Hrid-Dhauti, limpieza de la garganta; 4) Moola-Sodhana, limpieza de recto. A su vez, Antar-Dhauti, lavado interno, se divide en otras cuatro partes: a) purificación con viento; b) purificación con agua; c) Agni-Sara, purificación de fuego; d) purificación con tejidos.

¿Quieres conocer en que consisten estos ejercicios que ayudan a desintoxicar nuestro organismo?

Si es un sí, te lo contamos en próximas publicaciones.

Fuentes: El libro de Yoga – SWAMI VISHNUDEVANANDA
Otras referencias Wikipedia: Kriya Yoga

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y mantente actualizado

*

PODRÍA SER DE TU INTERES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba